Afectaciones en las viviendas ¿Como identificar los daños de un sismo?

Las afectaciones de las viviendas son muy comunes en un desastre natural, por ejemplo cuando hay un movimiento telúrico.

Partiendo de esto, hay que tomar en cuenta que “cerca del 40% del territorio mexicano está clasificado como zona sísmica, según los datos del Atlas Nacionales de Riesgo y el Centro Nacional de Prevención de Desastre”, comentó en entrevista para Inmobiliare Juan Carlos Canales, director de remodelaciones de Tu Habi México.

Quien además mencionó que ante este acontecimiento es importante observar si la vivienda sufrió algún daño, e identificar si es de menor o alto riesgo.

“Existen diferentes tipos de grietas o fisuras, los cuales se ubican en acabados y los otros en elementos estructurales”.

Si llega haber grietas o fisuras en el yeso, plafones o puntura estas son afectaciones superficiales, por lo tanto, no se corre el riesgo de algún desastre.

“Son líneas delgadas y no presentan ningún peligro para la vivienda o personas que habitan este lugar”.

Mientras que aquellas afectaciones en elementos estructurales como en muros, columnas y losas son las graves para el inmueble.

Estas las podemos identificar de una manera muy sencilla, según Juan Carlos; hay que tomar un lápiz o una pluma e introducirlo en la grieta, la cual debe medir aproximadamente son dos centímetros.

Si este objeto entra sin ningún problema, quiere decir que el inmueble está afectado; se corre el riesgo de que sea algo estructural y se debe acudir con protección civil.

Asimismo, el director recomienda revisar las instalaciones de agua, luz y gasdespués de un sismo para identificar si es que hay alguna fuga.

También, comenta si un sismo es catastrófico es indispensable supervisar el suelo; si las imperfecciones de la losa están del centro a las esquinas o si está pandeado es un sinónimo de foco rojo para desalojar.

Afectaciones en vivienda nueva vs usada

Si todos los materiales con los que se construye una vivienda son de buena calidad no deben tener un riesgo después de un temblor.

No importa si es concreto, acero o block, realmente cada inmueble tiene su diseño en específico; asimismo depende mucho de los cálculos estructurales de la ejecución de la obra”.

Hay que tener en cuenta que cuando se compra una casa o departamento nuevo, esta propiedad cuenta con una garantía por parte de la constructora, por ejemplo en instalaciones, vicios ocultos y en servicios.

Mientras que si se va a adquirir una propiedad usada es importante saber si esta ha recibido un mantenimiento preventivo.

A partir de los 40 o 50 años se necesita un mantenimiento constante por el tiempo de vida del edificio”.

Para finalizar, Juan Carlos recomienda que el inmueble se supervise cada año o seis meses, pero que si hay un sismo de gravedad como el del pasado 7 de septiembre o los temblores del 2017, es importante acudir con un ingeniero o arquitecto para que supervise si la vivienda sufrió afectaciones.


2 visualizaciones0 comentarios