INDUSTRIAEl mercado inmobiliario en Latinoamérica: resiliencia y crecimiento


A través de las diferentes oficinas en Latinoamérica, se ha permitido observar con detenimiento el comportamiento del mercado inmobiliario comercial a lo largo del año 2021, así como las bases de las tendencias para el 2022. Para el mercado de oficinas, este año demuestra el rol fundamental de estos espacios en el flujo de trabajo. Trabajar sin distracciones, recibir clientes, interactuar y generar valor entre los compañeros de trabajo, y la construcción y desarrollo de la cultura organizacional son solo algunos ejemplos de los elementos que se extrañaron durante las cuarentenas obligatorias y que las oficinas permiten desarrollar con el retorno, afirma Giovanni D’Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de Newmark. Ciertamente, la coyuntura abrió un periodo de exploración sobre nuevas formas de trabajo y captación de talento independientemente de la geografía. Sin embargo, el acceso a la tecnología cumplió un rol determinante para el logro de objetivos y mantenimiento del flujo de trabajo, elemento que no es accesible para todas las personas y localizaciones. Para aquellos que sí lo ha sido, representó un abanico de posibilidades: desde la disminución de metros cuadrados ocupados, el subarrendamiento de espacios acondicionados y, sobre todo, la remodelación de los espacios para favorecer las nuevas tendencias de trabajo en equipo. “No creemos que el trabajo remoto se transforme en una solución única ni mayoritaria. Aprendimos que la gente necesita el espacio colaborativo, ya la mejor forma de permear y fomentar cultura y buenas prácticas es teniendo a la gente reunida en lugares seguros e higiénicos para que puedan fomentar su crecimiento y desempeño”, reflexionó en el análisis Erick Brunet, director de transacciones de Servicios Corporativos Globales (GCS) de Newmark para Latinoamérica. Por otra parte, no cabe duda que el sector industrial en la región de América Latina ha mostrado signos de fortaleza, a pesar de los tiempos desafiantes que trajo la pandemia. Se ha registrado un auge en diferentes áreas, principalmente en el comercio electrónico, que tuvo un incremento exponencial en la generación y volumen de negocio durante el 2020 y 2021.

Ello promovió el incrementó de las inversiones para mejorar la logística y ampliar sus capacidades de distribución, mejorar y ejecutar sus proyectos de entrega de última milla, reconfigurando así la cadena de suministro.

En consecuencia, se vislumbra un 2022 dinámico y atractivo para los inversionistas globales, consideró Giovanni D´Agostino. Gracias al comercio electrónico y al nearshoring, se impuso el camino y la transición del segmento de bienes raíces industriales que impulsan la construcción de más naves, incluso Build to Suit (BTS), y prepararse para satisfacer la demanda.


2022: Optimismo

Los especialistas que monitorean mercados como Santiago, Lima, Bogotá, Sao Paulo, Buenos Aires, Monterrey y Ciudad de México, coinciden en que el 2022 marcará una recuperación paulatina del sector de oficinas.

Con el éxito en los programas de vacunación a lo largo de la región y conocimiento generalizado de las medidas de cuidado sanitario, la demanda aumentaría de forma constante, especialmente a edificios Clase A que aporten a la calidad de vida de los colaboradores.

Del otro lado, para el sector industrial y logístico, se prevé que habrá una demanda sostenida y una gran oportunidad en continuar desarrollando parques logísticos de última generación.

Dado que la demanda supera varias veces la oferta en el mercado, se espera un mayor dinamismo en proyectos de BTS logísticos, lo que permite tener expectativas promisorias gracias a la consolidación del comercio electrónico y, en consecuencia, el crecimiento en el número de consumidores en la región.

En conclusión, mientras que el año que termina fue una transición para la mayoría de países que pasaron de cuarentenas obligatorias a las reaperturas de las actividades, este 2022 se convertirá en un periodo marcado por el retorno a cotidaneidad con la aplicación de todo lo aprendido.

En ese contexto positivo, tanto los bienes raíces de oficinas como los industriales cumplen un rol fundamental en dotar a las personas de los espacios necesarios para desarrollarse y atender sus necesidades del día a día.


8 visualizaciones0 comentarios