La importancia de las iniciativas para ‘crear’ edificios inteligentes

No hay más, los edificios tienen que ser inteligentes, e iniciativas como el Reto de Edificios Eficientes, de la ONU, son claves.

Ya no hay vuelta atrás, los edificios de las ciudades tienen que ser inteligentes, pues ocupan el 2% del espacio urbano en el mundo, consumen el 75% de la energía y generan el 80% de la emisión de los gases de efecto invernadero, según datos de la Asociación Mexicana del Edificio Inteligente y Sustentable (IMEI).

Además, alrededor de un 30% de la energía mundial que se consume se da en ellos, a la hora de la construcción o en las operaciones diarias; a esto hay que sumarle que derribar aquellos ‘no aptos’ es una opción poco válida, si existe la renovación, que aumentaría el atractivo para los inversionistas.

El Reto Edificios Eficientes forma parte del Acelerador de Eficiencia en Edificaciones (BEA) de la iniciativa ‘Energía Sostenible para Todos’ de la ONU.

Este tipo de construcciones aportan bienestar físico y ambiental a las personas que las habitan, pues contralan el rendimiento de la temperatura, humedad, iluminación o el movimiento del aire, ello, mediante tecnología siempre conectada y que proporciona información real en cada situación.

En México, por ejemplo, Telefónica Movistar participó en el Reto de Edificios Eficientes (REE), con el edificio corporativo Torre Telefónica Movistar México y la Central de Telecomunicaciones La Presa, para reducir el consumo energético de los edificios inscritos, durante un año.

En México, cerca del 18% de la energía total del país es consumida por las edificaciones, las cuales contribuyen en un 12% de emisión de CO2.

A través de esquemas híbridos de operación, sensores de presencia, horarios de encendido y apagado de luces, entre otros, la empresa logró una eficiencia energética en las oficinas corporativas de 987,061 kWh, equivalentes al 45% del consumo de energía eléctrica respecto al 2020.


También logró una reducción del 15% del consumo de energía eléctrica en las instalaciones de la central de telecomunicaciones ‘La Presa’, equivalente a 555,844 kWh, informó la compañía sobre el REE convocado por diversas instituciones y el Instituto de Recursos Mundiales México (WRI).


Marta Vegas, líder de Sostenibilidad para Telefónica Hispam, dijo que con su participación en el reto, la compañía logró evitar la emisión de 531.3 toneladas de Dióxido de carbono (CO2) equivalentes a la atmósfera por la eficiencia en consumo de energía eléctrica respecto al año anterior.

En un comunicado, añadió que “queremos ayudar a frenar el cambio climático y construir un futuro más verde mediante la digitalización y la reducción al mínimo de nuestra huella ambiental. Por ello, el respeto al medioambiente es para Telefónica un elemento más del negocio”.


4 visualizaciones0 comentarios