Mejores ventas, pero con casas más pequeñas: así va la vivienda en México

El mercado de vivienda en México ha registrado una recuperación a niveles prepandemiaen la venta de unidades; sin embargo, también se ha detectado un cambio en la tipología del producto.

Una de las tendencias más marcadas en este sentido es el desarrollo de casas más pequeñas, las cuales buscan ajustar su precio al presupuesto de las familias en el país.

Este es un factor a considerar, ya que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI) 2021, un total de 9.6 millones de viviendas, aproximadamente una de cada tres casas en México, tienen menos de 55 metros cuadrados de espacio habitable.

“Si vemos el tema de la inflación, el ingreso de los hogares no ha crecido de la misma forma. Entonces el consumidor final comienza a buscar un producto que le alcance a comprar. El inversionista es distinto, porque puede comprar para rentar”, comentó.

Durante su participación en el programa Inversiones Inmobiliarias, conducido por Karim Goudiaby, señaló que en ciertas zonas se construye esta clase de viviendas con el objetivo de alinearse a la capacidad de compra del mercado.

Inicio de nuevos proyectos de vivienda, a la baja en México

Respecto a la cantidad de nuevos proyectos de vivienda en México durante el primer semestre de 2022, se ha detectado que van muy por debajo de lo registrado en 2021.

Claudia Velázquez, directora de operaciones de Softec, indicó que, en la primera cuarta parte de este año, se inició solo el 10% de los mil 200 proyectos que arrancaron en todo el año pasado.

Además, subrayó que el 8% de las unidades han iniciado para reponer lo que se vendió, un indicador que ha decrecido desde 2016, y que provoca que la incorporación de inventario no vaya al mismo ritmo para compensar lo que se desplaza.

“Un problema fuerte que tiene la gran mayoría de los mercados de vivienda nueva terminada en México, es que el ritmo de inicio de nuevos proyectos no es suficiente para reponer lo que se va vendiendo”, dijo.

Sin embargo, consideró que, a pesar de que se agoten los inventarios, el precio de las unidades no se verá afectado bajo la lógica de la “Ley de la Oferta y Demanda”.

Esto debido a que el alza en tasas de interés en hipotecas podría mermar la capacidad de las familias para comprar, y con ello compensar el fenómeno.

“Si los proyectos se venden con crédito hipotecario, y las tasas de interés tenderían a subir, tanto por inflación como por ajustes de las tasas de referencia, la cantidad de gente que pueda pagar tendería a bajar. Esto podría generar una regulación de los precios”, concluyó.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo