top of page

Propiedades clausuradas: El significado detrás de los letreros

En México, es común encontrar terrenos o establecimientos con letreros que indican que están clausurados. Estos avisos suelen despertar dudas sobre por qué ocurre la clausura y qué implica para los propietarios. En esta entrada a nuestro blog inmobiliario, exploraremos qué significa una orden de clausura, las razones por las que se impone, cómo evitarla y qué recursos tienen los afectados.



¿Qué es una orden de clausura?

Una orden de clausura es una sanción administrativa que imponen las autoridades cuando un terreno, establecimiento o propiedad ha incumplido determinadas normativas. El objetivo de la clausura es detener parcial o totalmente el funcionamiento del lugar hasta que se subsanen las irregularidades. Esto puede ser de forma temporal o permanente, dependiendo de la gravedad del incumplimiento.


Razones para la clausura:

La clausura puede aplicarse por varias razones:

- Falta de permisos: La falta de una licencia de funcionamiento o autorización sanitaria puede dar lugar a la clausura. Es importante contar con todos los permisos necesarios para operar legalmente un negocio o realizar actividades en un terreno.

- Peligro para la salud: Cuando las actividades en un terreno o establecimiento representan un riesgo para la salud de las personas o el medio ambiente, las autoridades pueden clausurar el lugar.

- Reincidencia: Si un lugar ha sido clausurado anteriormente y vuelve a incurrir en las mismas infracciones, las autoridades pueden imponer una clausura definitiva o sanciones más severas.



Cómo evitar la clausura:

Para evitar la clausura de un terreno o establecimiento, es fundamental cumplir con todas las normativas aplicables, incluidos los permisos y licencias necesarios. Además, es importante seguir las disposiciones de salud y seguridad para proteger a las personas y al entorno.


Recursos contra la clausura:

Si un negocio o terreno es clausurado, los afectados pueden interponer un recurso administrativo de inconformidad ante la misma autoridad que impuso la sanción. También pueden presentar un juicio ante el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de México para impugnar la orden de clausura.


Qué sucede si se retira un sello de clausura:

Es crucial no retirar los sellos de clausura, ya que esto puede llevar a sanciones más severas, como multas elevadas o incluso privación de la libertad. El Código Penal del Estado de México prevé el delito de quebrantamiento de sellos, que puede tener graves consecuencias legales.



Los letreros de clausura en terrenos o establecimientos en México son una advertencia de que algo no está cumpliendo con las regulaciones. Seguir las normas y obtener los permisos necesarios es la mejor manera de evitar la clausura y sus consecuencias. Si se presenta una clausura, existen recursos legales para impugnarla, pero es importante respetar los sellos mientras se resuelve la situación para evitar problemas mayores.



Comments


bottom of page